laura_muniz_psicologa

¿Cómo recuperar la vida sexual en pareja después de tener hijos? ¿Es normal que el deseo sexual descienda? ¿Qué cambios se producen después del parto?

Tener hijos es una decisión que provoca grandes cambios dentro de una relación de pareja.

Después del parto hay que adaptarse a nuevas rutinas y la crianza del bebé se convierte sin duda en la nueva prioridad de la pareja.

¿Cómo recuperar la vida sexual en pareja después de tener hijos?

En los primeros meses, el bebé depende totalmente del cuidado de sus padres y hay que adaptarse a sus horarios de comida y descanso.

Es aquí cuando se producen los mayores picos de agotamiento o cansancio por parte de los progenitores. Este hecho influye directamente en la disminución del deseo sexual ya que para que exista deseo necesitamos estar relajados, descansados y sin preocupaciones en nuestra mente.

Es importante destacar que las mujeres experimentan durante el embarazo, el parto y la lactancia una serie de cambios hormonales muy potentes que van a activar áreas de su cerebro encargadas de leer y atribuir emociones a otras personas con mayor facilidad, para favorecer de esta manera, la crianza de los niños.

Estudios recientes, han descubierto que dichos cambios hormonales y cerebrales se producen también en los hombres cuando participan activamente de la crianza del bebé.

Esto hace que en los primeros meses ambos miembros de la pareja tengan como único objetivo los cuidados del niño, dejando de lado su vida íntima o sexual.

¿Qué otros cambios se producen después del parto?

Las mujeres tardan varios meses en recuperarse del embarazo y del parto, hasta que el ciclo de la ovulación se reestablece. Durante este tiempo hay que afrontar los cambios corporales que se han producido en su cuerpo y una de cada 9/10 mujeres deberán afrontar una depresión postparto.

Muchos hombres no logran entender este cambio tan radical en sus parejas, pero lo cierto es que muchas veces la depresión postparto es minimizada o pasa desapercibida por parte de la familia y la pareja que no brinda el apoyo necesario hacia la mujer.

Algunos estudios dicen que un 45% de las parejas declaran que la calidad de su vida sexual ha empeorado después de ser padres y a muchos hombres les preocupa la disminución del deseo que presentan sus parejas después de ser madres.

En consulta he visto que muchas parejas se quedan atrapadas en esta etapa, aunque los niños crezcan y se vuelvan independientes, la pareja sigue instalada en el rol de cuidadores sin prestar atención al vínculo de pareja.

También he observado que, si la pareja no toma acción para recuperar su vida sexual en el primer o segundo año después del nacimiento del hijo, la falta de intimidad suele empeorar con el paso de los años.

¿Cómo recuperar la vida sexual en pareja?

Recuperar el tiempo de ocio resulta fundamental para volver a centrarse en uno mismo. Y por supuesto tomar conciencia que además del nuevo rol de padres, tenemos que seguir manteniendo otros que ya teníamos y que nos proporcionaban equilibrio y felicidad.

1. Tiempo para uno

Una vez pasados los primeros meses de estrés y agotamiento, a la vez que el bebé empieza a adquirir sus rutinas, es muy importante en primer lugar, recuperar tiempo para uno.

Hay que organizarse durante la semana para tener una hora, dos horas o el tiempo que puedan permitirse. Cada miembro de la pareja tiene derecho a tener tiempo libre, para realizar las tareas que consideren necesarias para relajarse y desconectar. Ver una película, dormir, quedar con amigos, salir a caminar, tomar el sol, leer, etc.

Es importante saber que nuestro estado de ánimo y nuestras emociones afectan a nuestros hijos. Si disfrutamos de tiempo libre, podremos ofrecerles la mejor versión de nosotros mismos y eso va a influir en su felicidad también.

2. Tiempo para dos

También hay que disponer de tiempo para la pareja, marcar en el calendario una hora, dos horas o el tiempo que puedan permitirse a la semana. La pareja tiene derecho a decidir cómo invierte dicho tiempo para relajarse y desconectar del día a día.

Durante los primeros meses, es completamente normal que no exista deseo sexual. Es vital aceptar que este hecho pertenece a la etapa que están viviendo, y también resulta útil recordar que no será para siempre.

Si un miembro de la pareja comienza a sentir deseo y el otro no, hay muchas opciones para compartir momentos íntimos de calidad con la pareja sin tener que forzar a nadie a realizar prácticas que no quiere.

El diálogo sincero y la empatía resultan fundamentales en este punto.

Recuerda que hacer el amor va mucho más allá de la penetración como única práctica o de la consecución de un orgasmo. El objetivo de hacer el amor es conectar emocionalmente con tu pareja.

3. Comunicar las necesidades de afecto

Otro aspecto que suele ser normal en las parejas después de ser padres es que no logran comunicar sus necesidades de afecto.

Muchas veces detrás de la insistencia de tener relaciones sexuales con sus parejas me encuentro que en realidad no son capaces de decirles que necesitan cariño, de pedir un abrazo o una sesión de besos y caricias.

De pedir un “te quiero” o quizás recordarles que siguen siendo importantes en sus vidas.

La capacidad de ternura que provocan los bebés con el único objetivo de sobrevivir en este mundo, nos acompaña toda la vida. Los adultos también necesitamos cubrir nuestras necesidades de afecto, sólo que no sabemos cómo pedirlo.

Puedes complementar la lectura de este apartado, con mi artículo ¿Cómo aumentar la confianza en tu relación de pareja? para aprender a comunicar tus necesidades afectivas con asertividad.

Soy Laura Muñiz, Psicóloga especialista en Sexualidad y Relaciones de Pareja, si tienes alguna duda o quieres compartir tu experiencia personal no dudes en escribir un comentario y si este artículo te ha gustado sígueme en mis redes sociales:

close
¡SUSCRIBETE AL BOLETIN!

Recibe artículos, ejercicios y tips para recuperar tu vida sexual en pareja.
Y además recibe de regalo el TEST DE SATISFACCION SEXUAL.

Laura Muñiz es la responsable de tus datos personales, que son recogidos con la finalidad de enviarte comunicaciones a través de mi boletín comercial. Puedes ejercer tus derechos de protección de datos escribiendo a [email protected] Obtén más información en mi Política de Privacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *